1997 “Cuba flamenca”

Sin duda la gira que mejor y peor lo he pasado. Lo de mejor era para disfrutarlo y lo de peor terminé aprendiendo como disfrutarlo también.
Una gira con Carmen Linares, Manolo Sanlucar y Diego Carrasco. Las condiciones eran rudimentarias y a veces ni existían pero siempre salía todo bien, El cuartel general lo teniamos en el hotel Riviera de la Habana, nos movíamos en un autobús sin ITV claro. El día que íbamos a Ciego de Ávila una rueda reventó en plana autopista rodeados de naranjos, como no llevaba rueda de repuesto tuvimos que hacer tiempo y nos metimos por el naranjal hasta que dimos con una casita blanca y azul que parecía deshabitada, sola en medio de la nada. Morao y Diego empezaron a hacer compás por bulerías y al momento empezaron a salir de la casa músicos cubanos que se fueron sumando a la fiesta con tal naturalidad como si hubieran nacido en Jerez. Cuando por fin llegamos al teatro me encontré con un piano que estaba destrozado, con la mitad de las cuerdas rotas, pedí un afinador y me dijeron que vivía a 30 kilómetros que cuando acabara su trabajo vendría en bicicleta, nunca llegó, opté por pedir un paquete de pañuelos de papel y fui apagando las cuerdas mas desafinadas y memoricé las que no podía tocar, todo salió perfecto.
En el último concierto en La Habana me encontré con un piano Bosendorfer gran concierto, cuando acabó la prueba a medio día pedí que me dejaran encerrado bajo llave hasta la hora del concierto para “gosal, helmano”.

Categories : Flamenco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies